GEDSC DIGITAL CAMERA

Hoy se cumplen 41 años desde que una bala apagó la voz de los sin voz, la del santo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero.

El hecho ocurrió en la capilla del hospitalito de la Divina Providencia, ubicado en la colonia Miramonte de San Salvador, en manos de un francotirador que nunca fue juzgado.

Por su parte, la iglesia católica decretó que la capilla del Hospital La Divina Providencia, lugar donde se cometió el crimen, pasará a llamarse desde este día “Capilla Martirial San Óscar Arnulfo Romero, Obispo y Mártir”.

Óscar Arnulfo Romero fue un sacerdote católico que estuvo en defensa de los más necesitados y quien a través de sus homilías y su labor en defensa de los pobres, provocaron el descontento con algunos sectores de poder en El Salvador, que terminó en su asesinato hace 41 años.

Su asesinato ha sido investigado por tres comisiones las cuales no determinado un culpable, mientras el pueblo salvadoreño sigue clamando justicia cuatro décadas después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here