La Corte Suprema de EEUU dictó de forma unánime falla contra los beneficiarios del TPS que entraron ilegal al país

Los nueve magistrados que componen la Corte Suprema dictaminaron el pasado lunes que, miles de inmigrantes que viven en EEUU amparados bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS) no son elegibles para solicitar la residencia permanente.

Dicha decisión fue amparada en la Ley de Inmigración y Nacionalidad que prohíbe a las personas que ingresaron al país ilegalmente y ahora tienen un estatus de protección temporal solicitar “tarjetas verdes” para permanecer en el país de forma permanente.

De acuerdo con la ley, el TPS otorgado a personas que provienen de países devastados por guerras o desastres los protege de la deportación y les permite trabajar legalmente, pero no elimina así el hecho que entraron de “forma irregular”.

Actualmente, hay en EE.UU. unas 400.000 personas provenientes de 12 países gozan de TPS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here