Imagen ilustrativa de @WaoResistencia

Dos indígenas latinoamericanas, Nemonte Nenquimo, del pueblo waorani de la selva amazónica de Ecuador, y Leydy Pech, apicultora maya del suroeste mexicano, fueron galardonadas con el prestigioso premio ambiental Goldman, en reconocimiento a su trayectoria como defensoras de sus territorios y el medio ambiente.

Leydy Pech Martín, originaria de Holpechén, en el estado de Campeche, recibió el premio por su destacada participación al frente de una coalición que logró detener en el 2017 la siembra de soja transgénica en siete estados de México, al conseguir que las autoridades mexicanas revocaran un permiso otorgado a Monsanto para cultivar este producto.

Pech ha sido una defensora de la apicultura tradicional como una práctica histórica y cultural, así como un medio de subsistencia sostenible.

Asimismo, ha denunciado y documentado los diferentes impactos ecológicos y para la salud de las comunidades mayas causados por la deforestación, los monocultivos y el uso de agrotóxicos.

Por su parte, Nemonte Nenquimo, perteneciente al pueblo waorani, lideró una campaña impulsada por los pueblos indígenas amazónicos ecuatorianos, a través de la cual se logró interponer una acción judicial que resultaría en la protección de más de 200.000 hectáreas de selva en contra de la extracción petrolera llevada a cabo en el Parque Nacional Yasuní.

Asimismo, Nenquimo se desempeña como presidenta de la Organización Waorani de Pastaza y ha sido considerada vocera de los cientos de indígenas que se ven afectados por las industrias extractivistas en Ecuador.

Sus acciones también le han valido ser reconocida por la revista Times como una de las 100 personas más influyentes del 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here