Las salsas son una parte importante en la gastronomía mexicana, se estima que existen más de trecientas y es importante aclarar, no todas están hechas a base de chile aunque es de los ingredientes favoritos.

Estas son 3 de las salsas mexicanas más populares:

Mole

La palabra mole proviene del vocablo náhuatl mulli, que significa salsa. Los indígenas mezclaban varios chiles con semillas de calabaza, hierba santa y jitomate para crear el mulli, esta era acompañada normalmente con carne de guajolote, aunque también se usaba la carne de pato o armadillo y era servido en ceremonias como ofrenda a los dioses.

Destacan en México 6 tipos de mole: negro, rojo, verde, amarillo, coloradito y manchamanteles. El más reconocido es el mole poblano.

Salsa Verde

Hay una enorme variedad de salsas verdes mexicanas. Una de las más tradicionales es la salsa verde hecha con tomate verde o tomatillo, puede ser cruda, cocida o asada. Está elaborada con chiles verdes, ajo, cebolla, sal y cilantro.

Con salsa verde se preparan distintos platillos caseros como el chicharrón en salsa verde, chilaquiles o huevos; se acompañan tacos, picadas, garnachas, tamales y carnes.

Pico de gallo

El pico de gallo es una de las salsas mexicanas más sencillas de preparar. Existen muchas variedades de esta salsa fresca, dependiendo de la región.

El pico de gallo básico está elaborado con chile serrano, tomate, cebolla blanca y cilantro picados con sal y limón al gusto

Existen otras variantes que integran ingredientes como jícama, naranja, mango, xoconostle, piña e intercambian la cebolla blanca por cebolla morada.

Son tantas las salsas que se preparan en México que mencionarlas todas es una labor interminable.

Cuéntanos ¿Cuál es tu favorita?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here