El corazón es un músculo que late más de 100.000 veces al día. Y lo hará hasta 42 millones de veces a lo largo de la existencia de una persona. Su actividad es incesante. Es el encargado de bombear la sangre a todas las partes del cuerpo y oxigenar las células.

Por tal razón llevar una dieta equilibrada, realizar actividad física, dormir suficientes horas al día y mantener un nivel bajo de estrés son hábitos saludables esenciales para prevenir estas patologías.

A continuación, te diremos como llevar una vida saludable:

Llevar una dieta equilibrada y variada. Limita el consumo de grasas no saludables, los alimentos con mucho colesterol, la sal, el sodio y los azúcares añadidos.

La dieta debe incluir frutos secos, vegetales, frutas, carnes blancas, pescado azul, legumbres, fibra y mucho líquido.

Practicar ejercicio. Adiós sedentarismo, según estudios caminar al menos 30 minutos al día a paso rápido durante cinco días a la semana incrementa la esperanza de vida y reduce el riesgo cardiovascular hasta un 11%.

Controlar el colesterol. Además de estar relacionado con el tipo de comida que ingerimos, hay personas que tienen un gen hereditario que les hace producir demasiado colesterol malo. Contrólalo con analíticas y chequeos periódicos, principalmente si cuentas con antecedentes genéticos.

Controlar la presión arterial. Tener la tensión alta es un factor de riesgo muy importante. La hipertensión hace que la sangre fluya por las arterias con demasiada fuerza y eso afecta a todos nuestros órganos.

Reducir el consumo de alcohol y tabaco. Evita el consumo de alcohol y tabaco para reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. Fumar daña el sistema circulatorio, aumenta el riesgo de padecer aneurismas y enfermedades coronarias y fomenta la aparición de coágulos en la sangre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here