Considerada la bebida más saludable del mundo, diversos estudios han vinculado el consumo de té verde con el secreto de la longevidad. Si eres adepto al té, aquí te damos cinco razones para incorporar esta saludable infusión en tu plan de alimentación.

Previene el desarrollo de algunos tipos de cáncer

El té verde contiene altos niveles de polifenoles, un poderoso antioxidante y anticancerígeno que el organismo usa para neutralizar la acción de los radicales libres responsables de la oxidación de las células, causante del envejecimiento del cuerpo y del cáncer.

Protege al cerebro del envejecimiento

Este aminoácido incrementa la actividad del neurotransmisor inhibidor GABA, que potencia la actividad cognitiva y la producción de nuevas neuronas de células madres, por lo que protege al cerebro del envejecimiento ya que mejora la memoria, la concentración y el aprendizaje.

Previene enfermedades cardiovasculares

Estudios han determinado que la catequina, uno de los principales flavonoides contenidos en el té verde disminuye los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, como cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

Disminuye el riesgo de sufrir infecciones 

Se ha comprobado que el té verde ayuda a eliminar la bacteria Streptococcus mutans, responsable de la placa dental, de la aparición de caries e infecciones, por lo que su consumo regular reduce el riesgo de desarrollar caries y mal aliento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here