Los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) actualizaron sus recomendaciones sanitarias referidas al uso de mascarillas para disminuir la transmisión del COVID19.

Los CDC indicaron que el uso de mascarillas quirúrgicas ajustadas, o poner una de tela por sobre una quirúrgica, aumenta de manera significativa la protección contra el virus, tanto para quien las usa como a terceros.

El mensaje llega luego de que una nueva investigación de las entidades sanitarias concluyera que la transmisión del virus se puede reducir hasta en un 96,5% en los casos donde un individuo infectado y otro que no lo esté usen dos mascarillas, una quirúrgica y otra de tela, o una que esté bien ajustada.

La doctora Rochelle P. Walensky, directora de los CDC, anunció el resultado de la investigación durante la sesión informativa sobre el COVID19 de la Casa Blanca donde pidió que los estadounidenses usen una “máscara que les encaje bien” que tenga dos o más capas.

Los mejores materiales para bloquear pequeñas partículas incluyen el polipropileno no tejido, que se usa para hacer las mascarillas N95 y varios tipos de tapabocas quirúrgicos, así como los filtros HEPA de los aviones. Entre las telas, el algodón ajustado funciona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here