La manera en la que nos alimentamos tiene un gran impacto en nuestra calidad de vida, es por eso que te dejamos estos sencillos hábitos que te ayudarán a comer saludable:

Haz de la variedad de frutas, vegetales y granos integrales, la base de tu alimentación.

Es recomendable consumir 5 porciones de frutas y verduras al día. Es posible hacerlo con recetas innovadoras y sencillas que hagan de la comida sana algo rico y divertido.

Come siempre a las mismas horas.

Sabemos que esto puede resultar complicado debido a nuestro ritmo de vida, pero es conveniente que se esfuerce en lograrlo.

Saltarse una comida suele crear un efecto yo-yo, provocando que se consuma mucho más alimento del necesario en la siguiente comida.

Desayuna todos los días

El desayuno aporta a nuestro organismo la energía que necesita para estar activo durante la mañana y, además, ayuda a prevenir que se ingieran alimentos en exceso a lo largo del día.

Reduce el consumo de sal y de azúcar

Ambas sustancias se encuentran en exceso en los alimentos ultraprocesados, así que evítalos, pues incrementan de forma considerable el riesgo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

Bebe agua

Se recomienda beber diariamente dos litros de agua. Beber agua te ayuda a eliminar toxinas, ayuda en la digestión y evita el estreñimiento.

Un consejo que puede serte útil es añadir a tu botella de agua unas rodajas de pepino o limón, que darán sabor al agua y te hará más fácil beberla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here