Si estás en actitud de hacer dieta y perder peso, debes tomar nota de este consejo y conseguir tu objetivo.

Perder peso no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Hacerlo de la manera correcta implica adquirir buenos hábitos de alimentación y llevar una vida más activa. Solo es posible adelgazar estando en déficit calórico, que significa que tienes que ingerir menos calorías de las que quemas, y no hay suplementos, alimentos, bebidas ni cremas milagrosas.

Lo que sí puedes hacer para conseguir tu objetivo es seleccionar con atención los alimentos y bebidas que consumes. Procura siempre que tengan un buen valor nutricional, consume ingredientes naturales en la medida de lo posible y evita los ultraprocesados con azúcares y harinas refinadas.

También es muy importante cuidar lo que bebemos. Los refrescos azucarados, los jugos artificiales y otras bebidas comerciales suelen tener un alto contenido de azúcar, algo que puede arruinar tu dieta sin que te des cuenta.

Si te preguntas qué puedes beber para perder peso, anota lo siguiente.

Jugo de remolacha: se trata de una bebida baja en calorías y rica en nutrientes. Su contenido en nitratos dietéticos puede aumentar la eficiencia y resistencia muscular, así como bajar la presión arterial.
Mientras tanto, las remolachas enteras son bajas en calorías y están cargadas de fibra, lo que puede ayudar a mantener la regularidad, el vaciado lento del estómago y mantenerte más lleno durante más tiempo para promover el control de peso.

Como la mayor parte de su contenido de fibra se elimina durante el proceso de jugo, el jugo de remolacha generalmente no contiene altas cantidades de este nutriente. Dicho esto, es una opción de jugo más bajo en calorías y nutritivo cuando buscas perder peso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here