Foto de Cliff Booth en Pexels

Todos los 21 de marzo se celebra el Día Internacional del Síndrome de Down, fecha establecida por la Organización de las Naciones Unidas, con la que se recuerda la importancia de la dignidad de las personas que lo padecen, así como los cambios que se deben realizar para ser más inclusivos con ellos.

En 2020, en todo el mundo, se tuvo que adaptar a una forma distinta de relacionarse unos con otros. Supuso un gran desafío para todo el mundo y muchas personas se quedaron rezagadas.

Sin embargo, fue una oportunidad también para encontrar nuevas formas de conectarse. Esta podría ser una de las repercusiones positivas de la pandemia por COVID-19.

En el Día del síndrome de Dwon de este 2021 la ONU, busca centrarse en mejorar las conexiones para asegurar que todas las personas con síndrome de Down puedan conectarse y participar en igualdad de condiciones con los demás.

CONECTARSE para que podamos:

  • Compartir ideas, experiencias y conocimientos.
  • Empoderarse mutuamente para abogar por la igualdad de derechos para las personas con síndrome de Down.
  • Llegar a las partes interesadas clave para lograr un cambio positivo.

¿Qué es un Síndrome de Down?

El síndrome de Down es una alteración genética causada por la existencia de material genético extra en el cromosoma 21 que se traduce en discapacidad intelectual.

La incidencia estimada del síndrome de Down a nivel mundial se sitúa entre 1 de cada 1.000 y 1 de cada 1.100 recién nacidos.

El Síndrome de Down, no es una enfermedad como la mayoría de las personas creen. Se trata de una condición, que ocurre cuando aparee una alteración genética en los cromosomas. Lo normal es que las personas al nacer tengan 46 cromosomas, pero en el caso de los recién nacidos con Down, este número es mayor.

Todavía no hay explicación de por qué existe material genético extra en estas personas, aunque se sospecha que puede deberse a un proceso de división defectuoso que da como resultado un cromosoma más, llamado trisomía 21.

El día 21 del mes 3 del año se usa para simbolizar esa trisomía. Por eso se eligió el 21 de marzo como fecha para celebrar el Día Mundial del Síndrome de Down.

Las personas con síndrome de Down suelen presentar más problemas de salud en general.

Sin embargo, los avances sociales y médicos han conseguido mejorar la calidad de vida de las personas con el síndrome.

A principios del siglo XX, se esperaba que los afectados vivieran menos de 10 años. Ahora, cerca del 80% de los adultos que lo padecen superan la edad de los 50 años. Un trabajo médico y parental en edades tempranas favorece la calidad de vida y la salud de quienes sufren este trastorno genético al satisfacer sus necesidades sanitarias, entre las cuales se incluyen chequeos regulares para vigilar su desarrollo físico y mental, además de una intervención oportuna, ya sea con fisioterapia, educación especial inclusiva u otros sistemas de apoyo basados en comunidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here