Foto: @UNFPA_Honduras

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), advirtió en su más reciente informe que 235 millones de personas de todo el mundo necesitarán asistencia humanitaria y protección en 2021, es decir, una de cada tres.

Lo anterior supone un aumento del 40% en tan solo un año, la cifra se ve aumentada considerablemente por la “conmoción” de la pandemia de COVID19.

Además, entre los retos que se perfilan se encuentran el hambre, los conflictos, los desplazamientos y los efectos del cambio climático, así como la crisis sanitaria y económica provocada por el COVID19.

La pandemia generó un aumento en los precios de los alimentos y la caída de los ingresos, así como la interrupción de los programas de vacunación y el cierre de escuelas.

“La pobreza extrema ha aumentado por primera vez en 22 años. Múltiples hambrunas se avecinan en el horizonte”, alertó el organismo en el documento publicado.

Se necesita “la solidaridad y la financiación del resto del mundo”, por lo que la OCHA presentará en Ginebra el Panorama Global Humanitario 2021, que establece 34 planes de respuesta que abarcan a 56 países vulnerables.

“El próximo año necesitaremos 35.000 millones de dólares para evitar la hambruna, luchar contra la pobreza y mantener a los niños y las niñas vacunados y en la escuela”, indicó el jefe humanitario de la ONU, Mark Lowcock.

Aunque en 2020 los donantes internacionales han batido una cifra récord de donaciones, con 17.000 millones de dólares para la respuesta humanitaria colectiva, las necesidades crecen, y la financiación es aún menos de la mitad de lo que solicitaron las Naciones Unidas y sus socios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here