El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría recibir el alta tras dar positivo a  COVID19 este lunes, “si sus síntomas siguen mejorando y se mantiene activo, con una saturación de oxígeno en sangre adecuada y sin fiebre”, indicó Brian Garibaldi, uno de los miembros del equipo médico del hospital militar en el que se encuentra.

Garibaldi indicó en rueda de prensa desde el hospital militar de Walter Reed que si Trump mantiene su actividad, movilidad y se mantiene sin problemas respiratorios “podría ser dado de alta mañana”.

“Nuestro plan es que esté fuera de la cama todo lo posible para que tenga movilidad y, si sigue sintiéndose bien hoy, nuestro plan es que pueda ser dado de alta mañana y volver a la Casa Blanca, donde continuará su tratamiento”, detalló.

Los médicos explicaron que, además de seguir hoy con el tratamiento del antiviral Remdesivir, Trump ha comenzado a recibir el corticoesteroide dexametasona para evitar nuevos episodios de caída de oxígeno en sangre, que en ningún momento, según Conley, bajó del 90 por ciento.

La dexametasona es un esteroide, un tipo de medicamento que ha demostrado eficacia en pacientes de COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

Además, el presidente recibirá hoy una tercera dosis de Remdesivir dentro de un plan de cinco días y el viernes le fue suministrado un cóctel de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron.

Más temprano, el mandatario se mostró activo en las redes sociales y gradeció la vigilia protagonizada esta madrugada por decenas de sus seguidores frente al Hospital. “¡Muchas gracias!”, ha escrito Trump en su cuenta de Twitter sobre un vídeo de la concentración divulgado por el asesor de prensa de la Casa Blanca, Dan Scavino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here