Estados Unidos alcanzó la cifra de 5,191,689 casos confirmados de COVID19 y la de 165,909 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins, con un salto en la cifra de muertes que no se había visto desde mayo.

El balance es de 52,839 contagios y de 1,429 nuevas víctimas fatales, en 24 horas.

Si bien en las últimas semanas han bajado los contagios, luego de que los datos pasen a ser manejados federalmente, los expertos aguardan los efectos del reinicio de clases presenciales.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 32.797, más que en Francia o España. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.602 personas.

Le siguen en número de fallecidos New Jersey con 15.885, California con 10.699, Texas con 9.483 y Florida, que suma 8.765. Otros estados con un gran número de muertos son Massachusetts con 8.751, Illinois con 7.881, Pensilvania con 7.380, o Michigan, con 6.539.

En cuanto a contagios, California suma 589.238, le sigue Florida con 550.901, tercero es Texas con 522.846, y Nueva York cuarto, con 422.703.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre Estados Unidos habrá superado los 250.000 fallecidos y para el 1 de diciembre los 295.000.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here