El Ayuntamiento de Beverly Hills aprobó por unanimidad una resolución que se opone a la orden del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles que prohíbe comer al aire libre.

La resolución exige que se incluyera una moción en la agenda del 8 de diciembre de la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles para derogar la orden de salud actual, según un comunicado emitido por la ciudad de Beverly Hills.

Además, la resolución exigió que la orden de salud pública del condado se base en datos relacionados con “una industria, sector o área en particular y que no se aplique unilateralmente a todas las jurisdicciones del condado de Los Ángeles”.

Además, la resolución pidió al abogado de la ciudad que explorara acciones legales contra el condado.

Según el comunicado Beverly Hills explorará la creación de un departamento de salud propio en la ciudad.

La orden del condado de Los Ángeles que prohíbe todas las comidas en el interior y al aire libre estará vigente hasta al menos el 20 de diciembre.

Pasadena, que tiene su propio departamento de salud, ha optado por mantener abiertas las cenas al aire libre.

Mientras tanto, Long Beach, otra ciudad del condado con su propio departamento de salud, siguió la prohibición del condado de Los Ángeles de comer al aire libre y anunció un aumento en las restricciones en todas las reuniones públicas y privadas el martes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here