Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay

El pleno del Congreso local aprobó el dictamen de la nueva Ley de Salud de la Ciudad de México, que aglutina nueve leyes.

En la nueva norma se establece pasar de 12 a 20 semanas la interrupción del embarazo siempre y cuando éste haya sido consecuencia de una violación sexual.

Ante ello, las mujeres con hasta cinco meses de embarazo podrán acudir a un centro de salud a practicarse el aborto, siempre y cuando sea producto de una violación y no deberá importar si la víctima denunció ante las autoridades competentes.

Esta acción quedó bajo los términos de la NOM-046-SSA2-2005, que señala que los médicos de la institución de salud deberán atender a la usuaria y no estarán obligados a verificar el dicho de la solicitante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here