Imagen de PIRO4D en Pixabay

La Tierra en 2020 giró más rápido de lo habitual, matemáticamente hablando, el planeta rompió el récord anterior de día astronómico más corto, establecido en 2005.

El día más corto en el 2005, fue el 5 de julio, en el cual la Tierra completó una rotación de 1.0516 milisegundos más rápido que 86.400 segundos, que es el tiempo que tarda en girar con respecto al Sol, lo que equivale a 24 horas o un día solar medio.

En cambio, el día más corto de 2020 fue el 19 de julio, cuando el planeta completó un giro 1.4602 milisegundos más rápido que 86.400 segundos. Además, el 2020 incluyó los 28 días más cortos desde 1960, y se prevé que el año 2021 será el más corto en décadas.

Cuando se desarrollaron relojes atómicos de alta precisión en la década de 1960, mostraron que la duración de un día solar medio puede variar en milisegundos (1 milisegundo equivale a 0,001 segundos).

Estas diferencias se obtienen midiendo la rotación de la Tierra con respecto a objetos astronómicos distantes y utilizando una fórmula matemática para calcular el día solar medio. Antes de que comenzara 2020, el día más corto desde 1973 fue el 5 de julio de 2005, cuando la rotación de la Tierra tomó 1.0516 milisegundos menos de 86.400 segundos.

Según precisan los científicos del Servicio Internacional de Sistemas de Referencia y Rotación de la Tierra (IERS) en París, Francia, la velocidad de rotación de la Tierra varía constantemente debido al complejo movimiento de su núcleo fundido, océanos y atmósfera, además de otros efectos. Ellos monitorean la velocidad de rotación de la Tierra y esperan que la tendencia de tener días más cortos también se de en 2021.

Según sus cálculos, un día promedio en 2021 será 0,05 milisegundos menos que 86.400 segundos. A lo largo de todo el año, los relojes atómicos habrán acumulado un desfase de unos 19 milisegundos.

Recientemente, la Tierra se ha vuelto más rápida y si s rotación continúa acelerándose, en algún momento podríamos requerir un segundo intercalar negativo. Si esto sucede, nuestros relojes se saltarían un segundo para poder seguir el ritmo de la Tierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here